Martes, 11 de octubre de 2005
Esc?ndalo cubano alter? varias facultades por Julio C?sar Castro.

LA REP?BLICA de Uruguay - 29 de Mayo de 2003

No les gust?. Yo sab?a que a muchos no les iba a gustar. Todos sab?amos que no pod?a gustarle a todos. Es m?s. Mucha gente se enoj?. ?Qu? ten?a que estar hablando ese hombre en la Facultad de Derecho de Buenos Aires, donde, como dijeron algunos canales de televisi?n, produjo "esc?ndalo", y provoc? "el caos"? ?No s?lo hablando, sino dos horas y media hablando! ?No hab?amos quedado en que estaba gag?? Dos horas y media con la gente de plant?n, escuchando al aire libre en una fr?a noche de mayo porte?a. Eso es injusto, es inhumano, es propio de un desalmado. Y para peor, con gesto demagogo, se desprendi? de un abrigo que le ofrecieron, y qued? ?l tambi?n de cuerpito gentil, apenas con un traje liviano en la fr?a noche de mayo porte?a. Es verdad: dijo cosas que nadie dice. Cosas que nunca se escuchan por estos lares. Es verdad que por aqu? nadie enfoca los problemas de esa manera, nadie entra en detalles, nadie globaliza el discurso para denunciar, mostrar con palabras un mundo que muchos se empe?an en ocultar. Pero aceptemos tambi?n que humilla, y eso enoja.
Humilla por comparaci?n, porque la gente no puede menos que cotejar, que para eso es que este sujeto vino, se par?, y habl? dos horas y media de los temas m?s importantes del hombre en sociedad, para eso, para que la gente coteje, para humillar a los nuestros, a los que plantean como soluci?n, por ejemplo, que se junten "Cuatro m?s uno", en evidente incapacidad para decir "Cinco". Estaba clavado que se iban a enojar. No hay costumbre. Ninguno de nuestros gobernantes retiene a semejante multitud durante dos horas y media y sin chistar. Ni la re?ne.
Y viene este caribe?o, porque no es otra cosa que un caribe?o, igual que el otro, el Ch?vez, que son tal para cual, vecina, porque se les nota esa desfachatez, y viene este y en dos patadas arma un esc?ndalo en la fr?a noche de mayo porte?a.
Con un presidente reci?n electo y lastimado en la frente, con la gente cansada de escuchar discursos y declaraciones, ?d?game si son cosas de hacer! Un esc?ndalo, s? se?or, porque la propia revoluci?n cubana que este se?or comand?, fue un esc?ndalo hist?rico, y ahora, con total desparpajo, viene a sembrar el caos precisamente en la Facultad de Derecho, que lo faculta, y la altera. ?Este se?or altera todas las facultades! ?D?nde se ha visto! Pero hay m?s, se?or m?o.
M?s y peor, y m?s grave aun. Los servicios de inteligencia lo estuvieron registrando todo, y posiblemente se llegue a la conclusi?n de que ?l no era ?l, sino uno de sus dobles.
Parece que uno de los mil setecientos cuarenta y dos movimientos que hizo con las manos, no estaba dentro de su repertorio de movimientos. Ese movimiento extra?o, nunca visto antes, ser?a la prueba de que se trataba de otro individuo el que, traicionado por su personalidad real, introdujo en el discurso uno de sus movimiento personales. De confirmarse, el gobierno cubano deber?a disculparse ante el argentino, por haber mandado a un segundo.
O el gobierno argentino debiera agradecerle al cubano, no haber mandado al primero, porque si este doble es as?, no quiero ni pensar c?mo ser? el otro, el original.
Realizado por Mal_fica @ 15:50  | Otros
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios