S?bado, 24 de diciembre de 2005
Mensaje dicho por la periodista Alejandra Casablanca en AM LIBRE.

La Navidad es la celebraci?n de la familia. Se crea o
no en la historia del pesebre pobre, del exilio obligatorio de Mar?a y Jos? para evitar la muerte del ni?o, del arrope de los excluidos de la ?poca y del significado del beb? de Bel?n, culturalmente es la reuni?n de la familia.

Debo admitirlo, la religi?n ha hecho estragos en mi formaci?n: para algunos estragos maravillosos, para otros pat?ticos.

Al tener que salir del pa?s y recalar en Buenos Aires,
la gente de mi generaci?n la que naci?, fue a la escuela y creci? en la dictadura- ten?a en la otra orilla la participaci?n social y colectiva d?nde pod?a, y en un pa?s cat?lico -mis padres, defensores de la igualdad y laicidad oriental, que me hab?an bautizado a pedido de los abuelos y nunca hab?an osado
hablarme de sotanas ni de hostias, m?s all? de contarme la historia del alg?n cura republicano que hab?a ayudado a mi
bisabuelo all? por el 37, o de un barbudo nicarag?ense que adem?s de cura era poeta y guerrillero- se tuvieron que comer mi planteo de ir a una parroquia, donde se armaban campamentos y trabajos sociales con curas que nos llevaban a jugar con chicos de la villa.

Claro, de esas dos parroquias a las que fui: La Piedad
y San Ignacio, salieron varios de los curas y dirigentes que
siguiendo la postura de Monse?or Angelelli y el padre Carlos Mujica, fueron desaparecidos, torturados y otros que todav?a hoy son castigados por la Catedral Metropolitana porte?a y enviados a lugares rec?nditos, olvidados del mundo: pero testarudos, son felices armando fogones en pedacitos inexistentes para muchas estad?sticas y encuestas en la Argentina y en la regi?n.
Y tambi?n de all? salieron esos dos o tres amigos que est?n
siempre, sobre todo cuando los necesitas y no los llamas.

Despu?s volv? a Montevideo y mi relaci?n con la
Iglesia cambi?, pero en el fondo, lo que me hab?an ense?ado esos seguidores del cura Mujica, las im?genes de los pesebres vivientes armados con los ni?os de los conventillos de San Telmo, ah?, en la escalinata del Colegio Nacional Buenos Aires y la
historia que yo misma me cree de un personaje que para algunos es el hijo de Dios y para otros un revolucionario de otro tiempo, se
qued? en m?. Digamos que no voy a Misa, pero creo.

Ahora mi familia se achic?.
Se fueron algunos, mi
hermana arm? su propia familia en Buenos Aires, y esta tarde, cuando mi madre me llamaba para contarme qu? iba a cocinar para llevar a la casa de unos amigos con quienes pasaremos esa fiesta de la familia y me dec?a que yo comprara el helado, me puse a pensar ?C?mo ser? la Navidad de mucha gente en este pa?s?

?C?mo ser? la Navidad de qui?nes saben d?nde est?n los
desaparecidos y a pesar la tozuda y valiente b?squeda de los familiares, de la fuerza de esos huesos en los predios militares contra todo su ocultamiento, siguen sin decir la verdad?

?C?mo ser? la Navidad de Gavazzo paseando el perro a
pocas cuadras de casa, o la de Cordero en Brasil? ?Ir? a misa Bordaberry mientras su hijo habla de ayudar al gobierno y tiene el tup? de dar l?nea sobre c?mo debe ser la pol?tica sobre la b?squeda de los desaparecidos?
Y si va a misa ?Ir? para pedir perd?n o para rogarle a Dios que la Ley de Caducidad quede como est? y la justicia siga considerando causa a causa, cosa juzgada?

?C?mo ser? la Navidad de quienes hablan hoy de reconciliaci?n, de cerrar las heridas, de perdones conjuntos, de dar vuelta la
p?gina, pero no nos permiten conocer la historia verdadera sobre esas heridas ni los contenidos de esas p?ginas que quieren dar vuelta? Y si van a misa ?Lo har?n de uniforme o prefirir?n el traje? ?Ir?n para pedir perd?n porque los uruguayos no entendemos que debe decirse apremios ilegales cuando se habla de tortura
o le pedir?n a Dios memoria para recordar a qui?nes llevaba en aquel vuelo?

?C?mo ser? la Navidad de Javier o Luisa? ?Y la de Macarena o Valentina, esperando resultados de ADN que les permitan abrazar
unos huesitos tan esperados?

?C?mo ser? la Navidad de aquellos que mientras nos ped?an el voto hace apenas poco m?s de un a?o, hablaban del cumplimiento de la ley de caducidad, revindicaban su voto verde como j?venes rebeldes blancos y hoy no est?n de acuerdo ni con el tibio proyecto interpretativo de sus compa?eros nacionalistas? Y si van a Misa, ?le pedir?n a Dios que no los haga votar sobre el tema o ya estar?n adelantando la prendida de vela para ser candidatos en el 2009?

?C?mo ser? la Navidad de aquellos que se sienten hacedores de la
reconciliaci?n nacional pero que nunca hicieron nada o que hicieron todo para que la verdad quedara bien tapada? Ir?n a Misa.
Algunos seguro que s? ?Le pedir?n a Dios que la gente se acuerde del Pacto del Club Naval y se deje de joder con cosas que pasaron hace 30 a?os?

Y los que seguro no van a Misa, en la conversaci?n en la cena familiar y en los deseos para el pr?ximo a?o ?qu? dir?n? ?Qu? los
uruguayos no tenemos el mismo nivel intelectual y que no entendemos que no exist?a antes la informaci?n que desde hace un tiempo se impone sobre los hechos? ?O preferir?n temas menos desagradables y discutir?n sobre el problema que sufre hoy Pe?arol, la insistencia de los j?venes de m?s de 50 a?os que
insisten con renovar el partido o la falta de rigor hist?rico de la gente que no entiende que hay que cambiar la fecha patria
nacional y tampoco entiende que los d?lares que llegan de Venezuela no valen lo mismo que los que llegan de Estados Unidos?

?C?mo ser? la Navidad de los que se enteran antes de que comiencen los motines y los piquetes. ?Ir?n a Misa con el celular
prendido por las dudas? ?Habr?n dejado guardados en la agenda del celular los tel?fonos de los periodistas de la tele? ?Y si justo no est?n de guardia y a esos periodistas les toca pasar con su familia y deciden apagar el tel?fono?. ?Le pedir?n a Dios por esos chicos del INAU, para que dejen el porro, la pasta base y el
afane o preferir?n hacerle un pedidito menor y rezar?n para que los motines no caigan justo en nochebuena?

?C?mo ser? la Navidad de los que est?n preocupados por la reincidencia de 10 de los seiscientos y pico de liberados por esta nueva ley de c?celes?. ?Ir?n a Misa? ?Dejar?n su casa vac?a por ese rato? ?Y si justo se les da por reincidir en ese momento? ?Le pedir?n a Dios por esa gente hacinada en los penales o llamar?n al Jefe de Polic?a para que mande un patrullero cerquita
de la casa porque hay un negrito con pinta de punga y ahora no se sabe?

?C?mo ser? la Navidad de los que saben de Educaci?n, que para eso han hecho tanto por la nuestra, tan m?tica como la selecci?n de
f?tbol celeste del 50?
?Ir?n a Misa o mejor no por las dudas que los vean y
encima piensen que est?n en contra de la laicidad?. Y si van ?Le pedir?n a Dios para lograr que los maestros lleguen a diez mil pesos de salarios o preferir?n pedirle que no los desampare y les permita seguir pag?ndoles el colegio privado a sus
chicos?

?C?mo ser? la Navidad de los que adem?s de dirigirnos
como pa?s tienen su negocito?. ?Ir?n a Misa?. Y si van ?Le pedir?n a Dios una Ley aparte que controle la ley de fueros sindicales? Despu?s de todo, Dios creo el mundo, y
la sociedad y para eso se necesitan due?os y laburantes.

?C?mo ser? la Navidad de aquellos que negaron que hab?a ni?os con hambre en Uruguay, qu? afirmaron que los periodistas que hab?an
informado que nenes uruguayos com?an pasto o se mor?an desnutridos s?lo quer?an perjudicar al gobierno y no estudiaban las estad?sticas que mostraban que Uruguay era otro
pa?s? ?Ir?n a Misa? Y si van ?Le pedir?n a Dios que no financien m?s estudios de UNICEF que sostienen que desde el a?o 1999
al 2004 los ni?os pobres son el 80% m?s (380 mil en un pa?s de poco m?s de 3 millones) y que los a?n m?s pobres, los indigentes se multiplicaron por tres? ?Saldr?n de Misa y le dar?n unas moneditas a los ni?os en la puerta? ?Les dir?n a sus hijos no le pidas m?s a Papa Noel que hay muchos ni?os que no reciben ning?n regalo ni se van de vacaciones?

?C?mo ser? la Navidad de los que destruyen comida porque es de contrabando?
?Se les ocurrir? regal?rsela a los que no comen en Navidad?

?C?mo ser? la Navidad de los que no quieren ning?n cambio en la salud?
?Pagar?n en las mutualistas o los atender?n en alguna sala VIP de alg?n
amigo con poder mutual? ?Sabr?n lo que sale un ticket? ?Se atender?n alguna vez en el Cl?nicas, o el Maciel?
Y los que cuestionan las pol?ticas de salud sexual del
Pereira Rossell (esos m?dicos aborteros) ?Ir?n a Misa? Y si van ?Le pedir?n a Dios perd?n por el aborto pagado en la cara cl?nica clandestina que todos conocemos pero que las autoridades no cierran porque no saben d?nde est? o le pedir?n paciencia
para las adolescentes embarazadas de los cantegriles, que despu?s de todo est?n haciendo Patria poblando un pa?s de viejos?

?C?mo ser? la Navidad de los que necesitan unanimidades y no unidades?

?C?mo ser? este a?o la Navidad de la Iglesia? ?Cu?les ser?n sus pedidos de perd?n? ?Se acordar?n del padre Monz?n y lo dejar?n
volver a celebrar Misa o preferir?n agradecer que en este pa?s tan laico no hay investigaciones como en Brasil, Argentina, Espa?a o Estados Unidos sobre curas poco castos, pederastas o casquivanos?

No s? c?mo ser? la Navidad de todos ellos. Pero, por aquello del comienzo, de los estragos que la religi?n hizo en m?, me qued?
con algunas respuestas que hacen mejor mi Navidad.
Seguro que la Navidad ser? distinta este a?o en Las
L?minas, despu?s de todo, como dijo la dra Curbelo, baj? un poquito la mortalidad infantil y la desnutrici?n y la colaboraci?n de uruguayos fuera y dentro del pa?s permiti?
armar la policl?nica y algunos proyectos de trabajo
para la gente.
Seguro que la Navidad ser? distinta para Sara, que la pasar? con Sim?n.
Seguro que la Navidad ser? distinta para la uruguaya Celia Mart?nez, que sali? sorteada en el Plan de Emergencia para el
trabajo y construy? veredas y no le tuvieron que dar ning?n dinero gratis.
Seguro que la Navidad ser? distinta para los obreros de Funsa y Cristaler?as.
Seguro que la Navidad ser? distinta para el oyente Juan Estevez, que logr? un aumento salarial despu?s de tres a?os y en seis
meses le dan otro, poquito pero otro.
Seguro que la Navidad ser? distinta para muchos, que siempre fueron los otros cuando habl?bamos de prioridades para el
Uruguay y a su manera celebraran la fiesta de la familia.
Realizado por Mal_fica @ 21:15  | Otros
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Realizado por Gabriela
Martes, 21 de marzo de 2006 | 11:29
Me encant? tu mensaje. Lamento no haber dado con ?l hasta hoy.