Viernes, 17 de febrero de 2006
Frank Miller se encuentra en el proceso de escribir una historieta en la que el Batman defiende a Ciudad G?tica de un ataque de al-Qaeda.

"Es, para andarnos sin rodeos, una obra de propaganda" (como si alguien lo pusiera en duda), dijo Miller en una convenci?n de lectores de tiras c?micas en Estados Unidos y lo describi? como "un recordatorio a la gente que parece olvidar contra lo que estamos enfrent?ndonos" (o contra los malditos terroristas, que exparcen terror en el mundo y que para evitar la maldad invadimos paises y matamos civiles inocentes, si de esos enemigos me acuerdo).

Es la primera vez que nuestro salvador se enfrenta a un enemigo supuestamente real.

No obstante, Miller, quien revivi? la popularidad de Batman hace cerca de 20 a?os, dijo que utilizar h?roes de tiras c?micas con fines propagand?sticos era parte de una honorable tradici?n.

"Superman y el Capit?n Am?rica lidiaron con Hitler. Esa es una de las cosas para las que existen", se?al? (asi que los superheroes de comics existen para vender la basura yanqui, o mejor dicho la basura de la tierra de la libertad no era necesario decirlo eso lo sabemos pero normalemente lo hacen menos claro).

En si, en el subconsciente probablemente se encuentre el deseo que existan estos superheroes que salven a la humanidad de esos malos que siempre son crueles y despiadados y esos superheros que siempre ganan y siempre son re-buenos tinen siempre la razon y aunque muchos matan a mansalva como tienen la razon no importa a quienes matan que ademas siempre son malos.
Eso es lo que tienen son perfectos y no hay matices bueno o malo, que diferente a la realidad que es esto pero lamentablmente hay muchos que se creen que el mundo es as, musulmanes malos, nosotros buenos.
Realizado por Mal_fica @ 13:00  | Otros
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Realizado por superfede
Viernes, 04 de septiembre de 2009 | 1:10
que pasa loco esta re pobre esta psgina
Realizado por superfede
Viernes, 04 de septiembre de 2009 | 1:14
y hagsn algocomo la gente