Mi?rcoles, 22 de marzo de 2006
Extraido de La republica.com

Silveira naci? el 20 de setiembre de 1945 e ingres? al Ej?rcito en el a?o 1965, pertenece al arma de Artiller?a, al igual que Cordero y Gavazzo entre otros. A pesar de las m?ltiples denuncias en su contra, que tomaron incluso estado parlamentario, sigui? con su carrera y pas? a retiro como coronel en el a?o 2000.

En 1968 como cadete realiz? estudios en la Escuela de las Am?ricas , donde se formaron todos los torturadores del continente. El curso fue: Special Cadet Course.

En 1971 se desempe?a en el Grupo de Artiller?a N? 1, con sede en La Paloma.

Seg?n testimonios recopilados y ordenados por Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, durante los a?os 1972, 1973 y 1974 en el Grupo de Artiller?a N? 1, integra el equipo del S2 con el grado de teniente, junto al mayor Jos? Gavazzo, capit?n Mario Mouri?o, capit?n Tabar? Acu?a, entre otros. Muchos testimonios de militantes del MLN detenidos en dicha unidad hablan de los interrogatorios y torturas de "Chimichurri", como es el caso de Carlos Caillabet, Sixto Marrero y otros.

A su vez, va a interrogar a otros militantes del MLN en otras unidades militares, como es el caso de Mar?a Elia Topolansky, quien estando detenida en el Batall?n de Infanter?a N? 8 (en Paysand?) es interrogada por Silveira en el a?o 72.

En 1974, en el per?odo en que desapareci? Eduardo P?rez (a) "el gordo Marcos", uno de los que participa en los interrogatorios y torturas de todo el grupo de militantes del MLN detenidos en Artiller?a 1 en esa ?poca, sigue siendo el "Pajarito Silveira", as? lo se?ala el testimonio del ex diputado V?ctor Semproni.

En 1976 y '77 revistando en la Divisi?n de Ej?rcito I es asignado directamente a OCOA. Varios de los militantes comunistas y del PVP torturados en el "300 Carlos", ubicado en el galp?n del Servicio de Material y Armamento, en el predio del Batall?n de Infanter?a N? 13, lo identifican como uno de los oficiales que los interrogaba. Varias de las detenidas en "el Infierno", a pesar de estar con los ojos vendados, lo reconocen como uno de sus torturadores cuando ?ste llega como responsable del celdario al EMR 2 (Penal de Punta Rieles) en febrero del '77.

En 1976 asciende a capit?n.

Dice Ricardo Gil, detenido el 28.03.76: "Nuestra detenci?n en marzo de 1976 marc? el inicio de la represi?n desatada contra el PVP, tanto en Uruguay como en Argentina. Estando detenido en La Paloma, en dos oportunidades se present? Silveira a interrogarme sin que me pusieran venda ni capucha. Los soldados lo mencionaban por su apellido o por su sobrenombre indistintamente: Silveira o Chimichurri. Cuando me trasladan al "Infierno" (300 Carlos en Infanter?a 13), lo identifico como al oficial que llaman como "Siete Sierras" u "Oscar Siete".

Durante los operativos contra militantes del PVP en Argentina en julio de 1976, uno de los "uruguayos" que particip? en los secuestros junto a los "argentinos" era el capit?n del Ej?rcito uruguayo Jorge Silveira. Dice Ana Mar?a Salvo: "Me llevan a lo que posteriormente se conoce como Automotores Orletti. En el lugar donde me ponen hab?a mucha gente detenida. Se o?an gritos y la radio muy alta. Todas las personas presentaban muestras de haber sido muy torturadas. Al poco rato de estar all? me suben por una escalera y me interrogan.

El primero en hablar es el oficial Juan Manuel Cordero, quien me conoc?a por haber allanado varias veces mi casa en Montevideo durante el a?o 72. Tambi?n estaban Jorge Silveira y Nino Gavazzo, que me hab?an interrogado y torturado en Montevideo, en el cuartel de La Paloma en febrero de 1974".

Cuando este grupo fue trasladado al Uruguay clandestinamente y llevado para continuar con los interrogatorios al local del "Infierno chico" (la casa de Punta Gorda, "300 Carlos R"), donde actuaba OCOA, uno de los oficiales activos contin?a siendo Silveira. En cambio en el local de Bulevar Artigas y Palmar, donde funcionaba el SID, no era del staff permanente. Sin embargo concurr?a asiduamente, y se le vio en varias oportunidades cuando estaba detenida en este lugar, Mar?a Claudia Garc?a de Gelman. Seg?n los testimonios de Ana In?s Cuadros, Ariel Soto, V?ctor Lubi?n y varios otros: "llegaba siempre en un VW color blanco".

En enero del 77 cierran como lugar de detenci?n de prisioneros de OCOA el "300 Carlos", ubicado a los fondos del Batall?n de Infanter?a Blindado N? 13, y abren como nuevo local de OCOA el "Infierno" en La Tablada. Varios de sus miembros son asignados al Establecimiento Militar de Reclusi?n N? 2 (Penal de Mujeres en Punta Rieles) y llegan cuatro de los oficiales que hab?an torturado a los militantes del Partido Comunista en el "Infierno" o "300 Carlos". Estos eran: el mayor Victorino V?zquez, el teniente Roberto Echavarr?a y los capitanes Jos? Luis Parisi y Jorge Silveira. Dicen las ex presas: "En general eran asignados a los penales los oficiales que por una raz?n u otra eran castigados. Muchas veces por haber matado en la tortura a alg?n detenido sin haber terminado con el interrogatorio". De hecho en el "300 Carlos" durante el 75 y 76 murieron unos nueve detenidos.

Testimonios como los de las militantes comunistas Rita Ibarburu, Sara Youtchac, Selva Brasselli, y varias m?s dan cuenta del "Pajarito" Silveira como el responsable del celdario. Sin embargo era de los que desaparec?a por d?as y por una raz?n u otra, m?s tarde se enteraban que hab?a estado interrogando detenidos en otras dependencias.

Desde 1980 Silveira revist? en el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Conjuntas (Esmaco), desde donde se condujeron las conversaciones con los partidos pol?ticos para la reapertura democr?tica. Fue jefe de administrativos en el Palacio Legislativo, donde operaba el Consejo de Estado. Prest? servicios bajo las ?rdenes del coronel Washington Cressi.

Tras el retorno a la democracia y pese a ser mencionado en m?ltiples denuncias sobre violaciones a los DDHH, Silveira, permanece en servicio e incluso sigue ascendiendo dentro del Ej?rcito. Siempre vinculado a la logia Chucrut, con fuertes relaciones con el Partido Colorado, en particular con el sector pol?tico del ex presidente Julio Mar?a Sanguinetti.

Dejado de lado hasta cierto punto, como la mayor?a de los miembros de su logia, durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle vuelve a los d?as de gloria, durante el segundo mandato de Sanguinetti, cuando es ascendido al Estado Mayor Personal del nuevo comandante en jefe del Ej?rcito, el teniente general Fern?n Amado. La noticia de esa designaci?n, mantenida en secreto por el gobierno, aparecida en LA REPUBLICA en abril de 1996, provoca amenazas de muerte y seguimientos.

Silveira, seg?n fuentes militares, era la mano derecha de Amado e interviene en el negocio de la compra de armamento.
Realizado por Mal_fica @ 12:05  | Actualidad uruguaya
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios