Mi?rcoles, 26 de abril de 2006
La sesi?n secreta sobre Berr?os del 17 de junio de 1993 culmin? en incidente pol?tico

La sesi?n secreta del 17 de junio de 1993 sobre el caso Berr?os culmin? en un incidente pol?tico cuando el entonces vicepresidente de la Rep?blica y senador Gonzalo Aguirre revel? que el presidente Luis Alberto Lacalle cambi? de posici?n y decidi? no relevar al ministro de Defensa Mariano Brito, al no contar con el respaldo de algunos l?deres pol?ticos que no fueron identificados.

Transcurr?a el mes de junio de 1993. A trav?s de un an?nimo, el d?a 6, el pa?s se desayunaba que un agente chileno hab?a ingresado ilegalmente al Uruguay y que militares uruguayos y chilenos hab?an colaborado con su protecci?n y/o secuestro, entre 1991 y 1992. El esc?ndalo en la comisar?a de Parque del Plata, del 15 de noviembre de 1992 ?adonde Eugenio Berr?os concurri? a denunciar su secuestro- ventilado casi siete meses despu?s de ocurrido, destap? grav?simas responsabilidades funcionales de los jerarcas pol?ticos y militares de la ?poca. Hubo destituciones, por un lado, del jefe de Polic?a de Canelones, coronel (r) Rivas, el relevo del jefe de Inteligencia, general Mario Aguerrondo, y sanciones para el teniente coronel Tom?s Casella y el capit?n Eduardo Radaelli, quienes aparec?an en escena, ambos estrechamente involucrados con la estancia de Berr?os en Uruguay. Ambos, junto con el coronel Wellington Sarli, fueron extraditados a Chile para ser investigados por asociaci?n il?cita y el secuestro de Berr?os. Adem?s, se activ? de oficio una investigaci?n judicial en el juzgado de Pando, que culmin? este a?o, y otra en la ?rbita de la justicia militar. Tambi?n el Parlamento impuls? una investigaci?n a trav?s de numerosas sesiones secretas. Despu?s de trece a?os, el lunes, a pedido del herrerista Luis Alberto Heber, el Senado resolvi? dar a publicidad las actuaciones parlamentarias que hab?an sido robadas, en dos oportunidades.

LA REPUBLICA tuvo acceso a la copia de la sesi?n secreta del 17 de junio de 1993, que fue recuperada por funcionarios del Palacio Legislativo. En ese momento, nada se sab?a sobre la suerte corrida por el ex agente de Pinochet Eugenio Berr?os. Su cuerpo ser?a descubierto reci?n el 13 de abril de 1995, semienterrado, en la playa de El Pinar, con dos disparos en el cr?neo. Adem?s, la identificaci?n de los restos demor? otros dos a?os, el 29 de abril de 1997, tras las pericias realizadas por el Instituto T?cnico Forense.

La sesi?n de las Comisiones de Constituci?n y Legislaci?n y de Defensa Nacional del Senado, integradas, se extendi? entre las 17.41 horas y las 21.21 horas. All? comparecieron, adem?s de los miembros de ambos cuerpos, los ministros de entonces de Defensa Mariano Brito, del Interior Juan Andr?s Ram?rez y de Relaciones Exteriores Sergio Abreu.

Abreu fue quien dio lectura al fax recibido ese mismo d?a en el Consulado de Uruguay en la ciudad de Mil?n, con dos cartas, una manuscrita y otra a m?quina y una fotograf?a en la que aparec?a quien dec?a ser Eugenio Berr?os, con un diario milan?s en la mano de fecha 10 de junio. Un perito cal?grafo despu?s comprob? que la escritura y firma se correspond?an con la de Berr?os.

En la carta, quien dec?a ser Berr?os exculpaba a sus presuntos captores y aportaba supuestas pistas sobre su paradero final.

A lo largo de la sesi?n, las intervenciones de los legisladores de la ?poca se suced?an, y la tensi?n iba en aumento. Las preguntas apuntaban primero a determinar la responsabilidad de los mandos militares de la ?poca. El ministro de Defensa revel? que los militares que se retiraron de la comisar?a de Parque del Plata fueron Casella y Radaelli y que el comandante en jefe del Ej?rcito Juan Rebollo estuvo al tanto del operativo. Al punto tal que las sanciones aplicadas a ambos datan del mismo 15 de noviembre de 1992 y del 24 de noviembre de ese a?o, ambas con arresto a rigor de 8 d?as. Ante una pregunta del senador Jos? Korzeniak, Brito respondi? que Rebollo actu? "dentro de los l?mites de su competencia" y que el general Aguerrondo fue relevado porque "omite la comunicaci?n" de los hechos a su superior que era el ministro de Defensa.

Consultado sobre cual fue el motivo de las sanciones a los militares, el secretario de Estado afirm? que la falta atribuida a Radaelli fue que "entr? en actuaciones con un oficial de otra agencia ?en terminolog?a del lenguaje castrense se indica que se trata de la Direcci?n General de Informaci?n de Defensa- sin conocimiento y, por lo tanto, sin consentimiento o autorizaci?n de su superior, el comandante en jefe del Ej?rcito".

M?s adelante, al responder a una pregunta del entonces senador Jaime P?rez, quien reclam? la renuncia del ministro de Defensa, Brito estim? que era un error sostener que "todo el Departamento de Inteligencia del Ministerio de Defensa Nacional estaba comprometido en el episodio Berr?os".

Ante una pregunta del diputado Alberto Couriel, el senador Gonzalo Aguirre revel? que la determinaci?n de destituir al jefe de Polic?a de Canelones se adopt? de inmediato, el 6 de junio, al trascender el hecho en la prensa, bajo su responsabilidad como Presidente en ejercicio y "sin conocer la opini?n del jefe de Estado", entonces en visita oficial a Gran Breta?a.

A su vez, tambi?n revel? que Lacalle "regres? al pa?s el d?a jueves de la semana anterior -el 10 de junio- con determinada posici?n respecto a este asunto, y que no es la misma que ha resultado a la luz de los acontecimientos". "Y no lo es porque no pod?a precipitarse, imprudentemente, a tomar una decisi?n sin conocer la opini?n de todo el espectro pol?tico nacional. Este tipo de decisiones donde juega el relacionamiento con la instituci?n militar -con las que tanto problema hemos tenido desde el a?o 1973 y que, como se ha dicho en sala, a?n no han terminado- no se deben adoptar de esa manera", agreg? Aguirre.

"En este caso, no hubo un respaldo un?nime del cien por ciento del espectro pol?tico nacional, y a quien diga lo contrario le estoy dispuesto a dar nombres propios en esta sala, de personas aqu? presentes, que me manifestaron que ese tipo de medidas no se respaldar?a. Me refiero a prominentes dirigentes pol?ticos nacionales. Si otra hubiera sido la posici?n, probablemente esas determinaciones se hubieran tomado", afirm?, generando un revuelo en la Comisi?n ante lo cual Aguirre sostuvo que "el Presidente no va a cesar a ning?n ministro porque aqu? se diga que lo debe hacer". Hacia el final de la sesi?n, Brito accedi? a dar lectura a la declaraci?n de Casella sobre su relacionamiento con Berr?os. Previamente, hab?a aclarado que el oficial del Ej?rcito hab?a recibido "una comunicaci?n de Chile en la que se le avisaba el ingreso al pa?s del se?or Berr?os" y que "efectivamente lo recibi? y estuvieron juntos". La sesi?n culmin? al votarse un cuarto intermedio hasta el jueves 24 de junio.


Extraido de: La republica
Realizado por Mal_fica @ 21:31  | Actualidad uruguaya
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios