Domingo, 30 de abril de 2006
Sanguinetti y Lacalle, juntos, recrean el "orden natural"

El Partido Colorado sufri?, el pasado mi?rcoles, uno de sus peores d?as, despu?s de la derrota electoral de 2004. Derrotas que tienen en com?n que ambas fueron ante el Frente Amplio: en el primer caso porque el electo presidente fue el doctor Tabar? V?zquez y en el segundo porque la triunfante fue la ministra de Defensa, Azucena Berrutti, tambi?n de izquierda.

Un an?lisis desapasionado no puede quedarse en la simple constataci?n de esos hechos, en la medida en que los fen?menos pol?ticos son muy complejos, por lo menos en estos a?os de cambio.

El Partido Colorado no midi? en los d?as previos a la interpelaci?n a Berrutti, lo que significaba entregarle la iniciativa pol?tica a un representante de la dictadura, como es el diputado Daniel Garc?a Pintos. Mucho menos previ? lo que pod?a significar que durante la interpelaci?n la barra, con historia de presencias populares y democr?ticas, fuera copada por lo m?s graneado del cuerpo social del Centro Militar, encabezado por el general (r) Iv?n Paul?s, alguien que despu?s de 23 a?os de retorno a la democracia sigue peleando con la "subversi?n marxista", tanto al levantarse como al acostarse.

Esa imagen del vocero civil de la dictadura interpelando a una abuela que es ministra de Defensa, mientras era observada con ojos acusadores por halcones que solo conocen el Palacio Legislativo porque una vez lo asaltaron, se transform? gracias a la transmisi?n en vivo de Canal 5 y de VTV, en un verdadero despertar de la democracia.

El impacto visual fue tan grave que Washington Abdala no estuvo presente en el debate, y que otros legisladores del Partido Colorado pasaron por sala, vieron lo que hab?a que ver, y se fueron diciendo que ese d?a ten?an que ir a buscar a un sobrino a la salida del colegio.

En cambio el Partido Nacional, que a?n est? por cobrarle a los colorados que no tuvo su apoyo, particularmente del Foro Batllista, cuando el asesinato de Berr?os, mir? de reojo a la barra, se acord? de Wilson Ferreira Aldunate, vio las c?maras de televisi?n, y vot? junto al gobierno para no quedar pegado con el pasado dictatorial, pero adem?s para dejar en la peor posici?n al Partido Colorado ante la opini?n p?blica.

El resultado de la votaci?n en la C?mara de Diputados, 87 a 7, se pareci? m?s a un partido entre Detroit Pistons y Cerro Mocho, que a la actual correlaci?n de fuerzas pol?ticas en el Uruguay.

Mientras se jugaba ese partido en la C?mara de Diputados, se realizaba otro en la Asociaci?n de Marketing del Uruguay. All?, ante empresarios uruguayos, se parec?a vivir otro pa?s muy distinto a lo que emit?a en vivo la televisi?n desde el Palacio Legislativo.

Dos ex presidentes de la Rep?blica, los doctores Julio Mar?a Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle, enardec?an a los presentes con reiteradas y muchas veces inteligentes cr?ticas al Mercosur, mientras intercambiaban bromas.

Sanguinetti dijo que se estaba ante "una ca?da" y "una decadencia" del Mercosur y de la Comunidad Andina de Naciones. A la vez arremeti? contra la "bilateralizaci?n" de las decisiones dentro del bloque, situaci?n que se agrav? en el ?ltimo a?o. Palabras que apuntaron directamente hacia la Canciller?a y al propio Presidente. Lacalle interpret? la misma partitura, sosteniendo que el apoyo de Brasil a la Argentina para que el tema de las papeleras no sea considerado por el Mercosur, es el "mayor escollo" para encontrar una salida a la crisis. Asimismo los dos ex presidentes se refirieron a la necesidad de establecer acuerdos de libre comercio con Estados Unidos, China o Jap?n, pero "redefiniendo" al Mercosur, para retomar la agenda comercial y no la ideol?gica.

Este encuentro nada casual de dos pesos pesados de los partidos tradicionales, impensable hace apenas dos a?os, signific? tambi?n una se?al de envergadura en el panorama pol?tico interno.

Si bien en ese mismo momento el Partido Nacional dejaba en falsa escuadra a los colorados en la interpelaci?n a la ministra Berrutti, esta exposici?n conjunta de los ex presidentes, mostraba que las diferencias del pasado no son un palo en la rueda para acciones de futuro.

En este mismo sentido hay que recordar que esta se?al dada en ADM, no fue la primera de este a?o. Una semana antes se hab?a presentado el libro del ex vicecanciller y diplom?tico Adolfo Castells, "La gran ilusi?n. El progresismo uruguayo", con la participaci?n de Sanguinetti y del ex vicepresidente nacionalista y editorialista de El Pa?s, doctor Gonzalo Aguirre, quienes se refirieron a la conducci?n del gobierno de izquierda, y a la pol?tica exterior "o la ausencia de ella", temas que merecieron los principales cuestionamientos.

Estos ensayos de acci?n conjunta pueden ser un primer gran paso, si son aceptados por la ciudadan?a blanqui-colorada, para la creaci?n de una confluencia que con matices y diferencias hist?ricas, comience a crear un bloque opositor para que el pa?s vuelva a su "orden natural" que es la reconstrucci?n de la hegemon?a tradicional.

Todo indica que cuando se discuta la reforma tributaria, el seguro nacional de salud y la nueva ley de educaci?n, los ide?logos blancos y colorados intentar?n olvidar las desavenencias del pasado. Pero el eje fundamental de esa nueva hegemon?a ser? la incansable lucha de blancos y colorados por alejar de la zona a Venezuela y a Hugo Ch?vez ? un "loco" que se muestra m?s cuerdo que el peronista Kirchner y el moderado Lula - y a la vez dinamitar el Mercosur y a las pol?ticas de buena vecindad con los pa?ses lim?trofes.

La duda que queda es si el Partido Colorado pospondr? sus aspiraciones presidenciales para 2014 o si le dar?, en su momento, la pelea a los blancos para las elecciones de 2009 y as? ser el m?s firme competidor con la izquierda.

El Partido Nacional parece estar en mejores condiciones para encabezar este bloque opositor, tanto por caudal electoral como por haber podido salir de la derrota de 2004 sin fracturas.

Pero, hasta ahora, para distintos analistas pol?ticos y encuestadoras, los candidatos m?s firmes para sustituir a V?zquez son Jos? Mujica y Danilo Astori. Los dos de izquierda. Pero a?n queda mucho por andar, aunque el senador Jose Larra?aga haya dicho en el Ateneo de Montevideo que con el gobierno de V?zquez "estamos frente a un cambio electoral y nada m?s que eso".

Extraido deLa republica
Realizado por Mal_fica @ 19:41  | Actualidad uruguaya
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios