S?bado, 10 de junio de 2006
Son 12 y a cada uno mas espectaculares, seran testigos de este mundial y quien no queria poder difrutar un partidito del mundial alli he aqui informaion de uno los 12 estadios donde se jugara el mundial...

Dortmund

La ciudad

Dortmund es el coraz?n de la regi?n del Ruhr. El carb?n y el acero est?n indisolublemente unidos a esta ciudad. Pero esta antigua zona minera se ha convertido en la ?ltima d?cada en el centro de la tecnolog?a del futuro. S?lo ha permanecido una cosa: el f?tbol sigue ocupando el primer puesto. Cada a?o millones de hinchas acuden al estadio Westfalenstadion para ver jugar a su equipo, el Borussia de Dortmund.

La historia de Dortmund se remonta a tiempos inmemoriales. Gracias a los descubrimientos arqueol?gicos encontrados en el coraz?n de la ciudad sabemos que ya en el a?o 1000 antes de Cristo la ciudad estaba densamente habitada. En 1907 unos obreros de la construcci?n hicieron un espectacular descubrimiento: encontraron un tesoro de piezas antiguas que databan del a?o 410, entre las que hab?a 444 monedas de oro, 16 monedas de plata y un collar de oro de la ?poca tardo-romana.

El ascenso hacia una ciudad imperial y hanse?tica

En una lista de conventos que data del periodo comprendido entre los a?os 880 y 884, aparece por primera vez mencionada la colonia Throtmani, que m?s adelante evolucionar?a hasta convertirse en el nombre actual, Dortmund. En la ?poca de los Staufer, en los siglos XII y XIII, Dortmund recibe el estatus de Ciudad Imperial, alrededor de la cual se extiende la muralla conocida hoy en d?a con el nombre de Wallring. Un ejemplo de la autonom?a de la ciudad es el sello que se utilizaba para certificar documentos y contratos, denominado Sello de la torre.

Gracias a mercaderes y artesanos Dortmund se convirti? en la Edad Media en una de las ciudades m?s importantes de la Liga Hanse?tica. Comerciaba con Inglaterra y Flandes, a quienes vend?a, entre otras mercanc?as, lana, pa?o, vino y productos manufacturados de acero y hierro. Pero la Guerra de los Treinta A?os llev? la ciudad a la ruina. El Dortmund luterano con sus ciudadanos imperiales era el enemigo que hab?a que aniquilar y fue ocupado numerosas veces. La antigua Ciudad Imperial y Hanse?tica se convirti? en una peque?a ciudad agr?cola.

De la agricultura a la industrializaci?n

200 a?os tendr?an que transcurrir para que la ciudad se recuperara de los desmanes provocados por la guerra. Desde principios del siglo XIX, la industrializaci?n lleg? a Dortmund y, en 1837, surgi? una nueva actividad, la miner?a. Los nuevos logros t?cnicos permitieron perforar una cubierta de marga de cien metros de espesor con el fin de transportar el carb?n a la luz natural. Dortmund se convierte as? en el centro del desarrollo industrial de Westfalia y de la cuenca del r?o Ruhr. Altos hornos, torres de perforaci?n, monta?as de carb?n y chimeneas de f?bricas conforman la estampa de la ciudad.

Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX, la importaci?n de carb?n y petr?leo a bajo precio cambiar?an para siempre la estructura del mercado de la energ?a, dando lugar al estancamiento de la miner?a y a los despidos en masa. Dortmund respondi? a esta crisis con un cambio de estructura din?mico. Las empresas del futuro, las empresas del sector de telecomunicaciones, del software, de los medios y de la log?stica tienen hoy su sede en Dortmund.

De forma paralela, en la ciudad existen 30 institutos de investigaci?n y un centro de tecnolog?a en el ?mbito de la universidad, donde se desarrollan y se ponen a prueba las novedades tecnol?gicas y cient?ficas. La universidad y las escuelas superiores de Dortmund re?nen a 33.000 estudiantes y 4.700 investigadores que trabajan en m?s de 20 instituciones cient?ficas mundialmente conocidas.


Deporte, f?tbol y el Borussia de Dortmund

En los ?ltimos a?os, Dortmund se ha adentrado en el deporte internacional. En la ciudad de la cuenca del Ruhr tiene su sede el centro para el deporte de Westfalia, el Olympiast?tzpunkt, donde los deportistas de ?lite reciben atenci?n por medio de diagn?sticos, entrenamiento y consejos sobre alimentaci?n. Pero tambi?n el deporte popular es muy din?mico en Leipzig, pues cerca de 140.000 personas practican alg?n deporte en los 600 clubes deportivos que existen en la ciudad. De entre ellos, el club de f?tbol, donde juegan unas 40.000 personas.

El responsable de este gran entusiasmo por el f?tbol es el club del principal equipo de la ciudad, el Borussia de Dortmund. Fundado en el a?o 1909, se convirti? en campe?n del pa?s en las temporadas de 1956, 1957 y 1963, saltando al terreno internacional en el a?o 1966. Fue el primer equipo alem?n en ganar la Copa de Europa.

Algo parecido ocurri? en la d?cada de los 90. El Borussia de Dortmund no s?lo gan? dos campeonatos consecutivos sino que escribi? una nueva p?gina en la historia del f?tbol alem?n. En la final contra el campe?n italiano, el Juventus de Tur?n, el equipo gan? 3-1 y celebr? la primera victoria alemana de la Liga de Campeones. El estadio de la ciudad, el Westfalenstadion, tiene una capacidad para 83.000 espectadores, el estadio m?s grande de Alemania que ser? escenario del Mundial 2006.


El estadio

El Westfalenstadion, conocido en el pa?s como la ?pera de la Bundesliga, se construy? originalmente para la Copa Mundial de la FIFA 1974. El Borussia Dortmund disputa en ?l sus partidos en campo propio, pr?cticamente siempre con un lleno total. Unos 25,000 de esos hinchas a?pan a voz en grito a su amado Borussia desde las gradas de la famosa tribuna sur, una perspectiva imponente y temible para el conjunto visitante. La friolera de 1.4 millones de espectadores atestaron el mayor estadio de Alemania en 2004-05, con una media de m?s de 77,000, y establecieron todo un r?cord europeo y de la Bundesliga.

En noviembre de 2001, las autoridades decidieron unir las cuatro tribunas independientes, con lo cual aumentaron la totalidad de las localidades de asiento hasta una 67,000. Lo m?s importante del dise?o es que permite la ventilaci?n adecuada del terreno de juego. Este templo al f?tbol de Strobelallee incluye m?s de 3,500 puntos de venta de comida, otra cifra que bate r?cords en la Bundesliga. La actual fase del proyecto de reconstrucci?n qued? terminada a finales del verano de 2003.

En el verano de 2005 se puso en marcha un nuevo programa de modernizaci?n. Los asientos de la fila inferior se equiparon con respaldos y se inaugur? una nueva zona para personalidades. Se instal? y se puso en funcionamiento un sistema electr?nico de control de acceso. Adem?s, se acondicionaron los vestuarios y las zonas destinadas a los equipos.

Sus ocho pilares de sujeci?n, de 62 metros de altura y de un amarillo intenso, se han convertido en una caracter?stica distintiva y pintoresca de la ciudad de Dortmund. En la Copa Mundial de la FIFA 2006, su estructura exterior de acero ser? visible desde muchos kil?metros de distancia para los visitantes de todos los rincones del mundo que acudir?n en tropel al Westfalenstadion, sede de una de las semifinales.

La planificaci?n del que habr?a de convertirse en uno de los estadios m?s magn?ficos del mundo comenz? a principios de la d?cada de 1960. En 1965 se abandon? la propuesta inicial de ampliar el venerable estadio "Rote Erde" a favor de la construcci?n del entonces conocido como estadio gemelo en el solar anexo al "Rote Erde". Los costes se redujeron a la mitad gracias al concepto novedoso de la construcci?n modular, que supone el uso de elementos arquitect?nicos prefundidos. Se excavaron unos 50,000 metros c?bicos de tierra y los equipos de desactivaci?n de explosivos extrajeron, desactivaron y se llevaron del lugar 34 bombas de la II Guerra Mundial. En su inspecci?n del estadio ya finalizado, el entonces seleccionador de Alemania, Helmut Sch?n, coment? abrumado: "En todo el mundo s?lo hay un estadio de f?tbol mejor que ?ste, el Azteca de Ciudad de M?xico". El centrocampista del Colonia Wolfgang Overath brome?: "Este estadio s?lo tiene un defecto: no est? en Colonia".

Fuentes: Copa mundial de la FIFA 2006 y el sitio oficial del mundial
Realizado por Mal_fica @ 23:18  | Deportes
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios