Viernes, 15 de diciembre de 2006
Es extra?o hablar de novedades sobre hechos sucedidos hace 30 a?os pero desafortunadamente recien ahora estos hechos salen completamente a la luz...

Bordaberry esta mas acorralado que nunca

A su causa se le agregan 7 acusaciones de homicidio y otras 7 de desapariciones por los llamados "fusilados de Soca".

Los "fusilados de Soca" fueron secuestrados y torturados en Argentina en el marco del Condor para posteriormente viajar a Uruguay donde fueron asesinados; sus cadaveres fueron encontrados en septiembre de 1974 en Soca (Canelones); el caso ya habia sido presentado a la justicia por los abogados de Serpaj en Pando.

Adema del abogado paraguayo, ayer declaro Carlos Osorio, un desclasificador de los archivos secretos del Departamento de Estado de EEUU quien aportara importante documentacion contra el dictador.





El "eslab?n perdido" de la represi?n

ROGER RODRIGUEZ, [email protected]
La republica

Cinco personas vinculadas al mao?sta Partido Comunista Revolucionario (PCR), quienes fueron detenidos en Buenos Aires en diciembre de 1977 y figuran hoy como desaparecidos en Argentina, en realidad habr?an sido trasladados a Montevideo a principios de 1978 y torturados en "La Tablada", donde los mataron o ejecutaron.

Los uruguayos Carlos Federico Cabezudo P?rez, C?lica Elida G?mez Rosano, Eduardo Gallo Castro, Juvelino Andr?s Carneiro Da Fontoura (o Miguel Angel R?os Casas), y la argentina Carolina Barrientos Sagastibelza, fueron las v?ctimas del traslado que, probablemente por mar, coordinaron militares de Argentina y Uruguay.

Un trabajo realizado durante a?os por militantes del PCR, pudo ser confirmado por LA REPUBLICA que en una investigaci?n de meses accedi? a documentos desclasificados, cotej? declaraciones de v?ctimas y victimarios, y pudo entrevistar en la ciudad de Mercedes a un testigo de cargo de aquella masacre.

Angel Gregorio Gallero Guti?rrez, hoy con 58 a?os, ratific? a LA REPUBLICA una declaraci?n que por primera vez hizo en 1983 y que luego repiti? ante organizaciones de Derechos Humanos y frente a la propia Comisi?n para la Paz, sin que su relato fuera entonces suficientemente acreditado.


Un "eslab?n perdido"

Gallero ha sostenido en los ?ltimos 23 a?os que fue detenido en enero de 1978 en Montevideo, en el marco del operativo de captura de Ricardo Blanco, otro dirigente hist?rico del PCR, junto a quien fue torturado en el centro clandestino de represi?n "La Casona" de la calle Mill?n y luego trasladado a las instalaciones de La Tablada.

En La Tablada, donde funcionaba el terror?fico "300 Carlos" centro de torturas del Organo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), Gallero pudo ver a Cabezudo, fue confundido con Gallo, oy? hablar de la "bi?loga" (profesi?n de Barrientos, compa?era de Fontoura) y escuch? la tortura y violaci?n de G?mez.

Luego de la confirmaci?n oficial del "segundo vuelo" de Orletti con el que se evidenci? que los traslados e intercambios de opositores a las dictaduras fue un modo operativo permanente de los represores, el testimonio de Angel Gallero adquiere otra dimensi?n y posibilita una inminente denuncia judicial sobre el caso.

La historia de Gallero era un "eslab?n perdido" que permite conectar la represi?n sufrida por decenas de desaparecidos del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) en 1976 con la desaparici?n de otro grupo de militantes de los Grupos de Acci?n Unificadora (GAU) secuestrado en Argentina en 1978.


Firman Cristi y Ramas

Una serie de documentos desclasificados de los archivos de la Canciller?a uruguaya permiten reconstruir hoy la historia del seguimiento y represi?n que la dictadura uruguaya realiz? durante a?os sobre el Partido Comunista Revolucionario (PCR), que sufri? 9 casos de desaparici?n.

En un documento elaborado por la OCOA, inicialmente fechado el 15 de enero de 1974, se narra la historia de los mao?stas uruguayos desde principios de los a?os sesenta, cuando se separan del Partido Comunista y forman el Movimiento Izquierda Revolucionaria (MIR) hasta su posterior constituci?n en PCR en 1972.

El archivo desclasificado, que aparece firmado por el comandante de la Divisi?n de Ej?rcito I, general Esteban Cristi, y por el jefe de la Divisi?n Operaciones del OCOA, mayor Ernesto Ramas, incluye el organigrama de la organizaci?n y los nombres de sus principales militantes detenidos o requeridos hasta diciembre de 1974.

Curiosamente, entre los dirigentes de un "Orden de Batalla del PCR al 31 de diciembre de 1974" aparece en primer lugar, como secretario pol?tico de Montevideo, Luis Eduardo Gonz?lez Gonz?lez, cuya desaparici?n ocurrida el 13 de diciembre de ese a?o ya se ocultaba al hacerlo figurar en una lista de "requeridos".


Operaci?n Montoneros

En los documentos desclasificados de la Canciller?a uruguaya tambi?n se suman datos que permiten observar c?mo, antes o luego de un operativo de represi?n, se elaboraba un informe secreto en el que se trataba de construir una historia oficial de lo sucedido con las organizaciones que resist?an a la dictadura.

La p?gina del documento de la OCOA, en la que aparece la firma del hoy encarcelado Ernesto Ramas, ya hac?a una particular menci?n a que el PCR ten?a niveles de integraci?n con la Uni?n Artiguista de Liberaci?n (UAL), un elemento que terminar?a de conectar al grupo mao?sta con la represi?n a los GAU en 1977 y 1978.

Seg?n el informe oficial que sobre los desaparecidos elabor? la Armada Nacional en agosto de 2005, la unidad de Fusileros Navales (Fusna) estuvo a cargo de los operativos contra los Grupos de Acci?n Unificadora (GAU) desde que en agosto de 1977 en Uruguay fue arrestado el montonero argentino Oscar De Gregorio.

De Gregorio fue detenido el 16 de noviembre de 1977 por la Prefectura de Colonia y entre sus pertenencias se encontr? la c?dula de identidad de una uruguaya, en cuyo domicilio -allanado tres d?as despu?s- se captur? material propagand?stico del GAU del que su hermano era militante. Comenz? entonces la "Operaci?n Montoneros".


La ca?da de Jaime Dri

En coordinaci?n con la argentina Escuela de Mec?nica de la Armada (ESMA), el Fusna encabez? la represi?n sobre los integrantes del GAU que fueron detenidos en operativos simult?neos en Argentina y Uruguay. Decenas de ellos fueron torturados por la Armada y un grupo de 22 militantes fue secuestrado en Argentina.

Seg?n informantes de la Armada, que participaron en la elaboraci?n del informe sobre los desaparecidos, la conexi?n con De Gregorio transform? a los GAU uruguayos en Buenos Aires en "objetivo" de la represi?n argentina, que los consider? parte del grupo Montoneros, entonces principal enemigo de la dictadura.

Pero existe una historia poco conocida, sobre la ca?da de otro montonero en Uruguay: Jaime Dri. En su libro "Recuerdo de la muerte", editado en M?xico en 1984, el hoy diputado Miguel Bonasso narr? el caso en el que Dri fue detenido el 10 de diciembre de 1977 cuando intentaba realizar un contacto pol?tico.

Seg?n Bonasso, el "pelado" Dri iba a reunirse con Alejandro Barry, secretario pol?tico de los Montoneros que se encontraba clandestino en un chal? de la costa de Canelones. La Mehari que lo llevaba fue interceptada por las Fuerzas Conjuntas y Dri termin? siendo "devuelto" a Argentina en una avioneta.


La balacera de Ataliva

Mientras los oficiales de la Armada Luis Tr?ccoli y Juan Carlos Larcebeau viajaban del Fusna a la ESMA con los interrogatorios de los GAU torturados, otro operativo comenz? a gestarse a partir de las conexiones de quienes viv?an en el chal? donde Dri iba a hacer contacto y una coordinaci?n de grupos uruguayos en Argentina.

El 24 de diciembre de 1977, en su domicilio, en la localidad de Laferrere, provincia de Buenos Aires, se produjo la detenci?n de Ataliva Castillo Lima, uruguayo fundador de la Uni?n de Trabajadores Azucareros de Artigas (UTAA) y dirigente del grupo de los "peludos" del Movimiento de Liberaci?n Nacional (MLN) Tupamaros.

Ataliva, que resisti? a tiros su captura y permanece desaparecido, deb?a hacer ese d?a un contacto con miembros del PRT y Montoneros en nombre de los "peludos", quienes ten?an coordinaci?n en Buenos Aires con los GAU, los UAL y el PCR. En su casa qued? una ratonera en la que otros dos "peludos" fueron baleados ese d?a.

Miguel Angel R?os Casas y Eduardo Gallo Castro (tambi?n militante de UTAA) llegaron luego del mediod?a a la casa de Ataliva y resistieron la detenci?n. R?os qued? malherido y huy? con Gallo. No se sabe de ambos hasta el 27 de diciembre, cuando Gallo es identificado y torturado, en el llamado Pozo de Quilmes.


La conexi?n con PCR

El trabajo de reconstrucci?n hist?rica realizado en los ?ltimos a?os por ex militantes del PCR y la historia de Angel Gallero, permite ahora realizar una conexi?n probable entre la detenci?n de Dri en Uruguay, la balacera en la casa de Ataliva y el destino vivido por Eduardo Gallo antes de su aparici?n en el centro de torturas de Quilmes.

Gallo era el compa?ero de A?da Celia Sanz Fern?ndez, quien embarazada a t?rmino hab?a sido secuestrada, junto a su madre Elsa Hayd?e Fern?ndez Lanzani, del domicilio de ambos en San Antonio de Padua, el 23 de diciembre de 1977. Gallo le cont? la situaci?n a Miguel Angel R?os y ambos iban a hablar con Ataliva.

El testimonio de Angel Gallero coloca a Eduardo Gallo junto a tres militantes del PCR con los que ten?a conexi?n, en el marco de la coordinaci?n que exist?a entre "Peludos", UAL, GAU y PCR: Carlos Cabezudo, Andr?s Fontoura y su compa?era argentina Carolina Barrientos.

Cabezudo, Fontoura y Barrientos fueron secuestrados de su apartamento de Avelino D?az 1744, capital federal, Buenos Aires, probablemente el 26 de diciembre (y no el 30 como se supon?a). Testigos del operativo se?alan que del domicilio fue "sacada" una pareja y dos hombres m?s. El cuarto detenido ser?a Eduardo Gallo.

En la tarde del 3 de enero de 1978 en pleno Florida y Corrientes tambi?n fue secuestrada la uruguaya C?lica Elida G?mez Rosano, quien se hab?a radicado en Argentina en 1975 y estaba conectada a Cabezudo, quien le entregaba cartas de su hermano N?stor G?mez, militante del PCR radicado en Europa.


Entre Quilmes y B?nfield

El testimonio de la argentina Adriana Chamorro, sobreviviente del Pozo de B?nfield, explica el siguiente tramo del martirio sufrido luego de sus secuestros por Cabezudo, Fontoura, Barrientos, G?mez y el propio Gallo, cuya compa?era A?da Sanz dio a luz una ni?a el propio 27 de diciembre de 1977 en el Pozo de Quilmes.

Chamorro fue detenida el 23 de febrero de 1978 junto a su marido Eduardo Otilio, y ambos fueron trasladados a la Brigada de San Justo, donde fue torturada durante un mes hasta que le trasladaron al centro clandestino de reclusi?n conocido como Pozo de B?nfield, donde hab?an reunido a una veintena de uruguayos vinculados al GAU.

En B?nfield, Chamarro tuvo contacto con la uruguaya Mar?a Asunci?n Artigas Nilo de Moyano, quien junto a su esposo Alfredo Moyano Santander hab?an sido secuestrados el 30 de diciembre. Ella le confirm? el nacimiento de la hija de A?da y el traslado a Uruguay, en lancha, de Eduardo Gallo y otros cuatro uruguayos.

"Me relat? en diferentes ocasiones que la mayor?a de los uruguayos hab?an sido torturados durante la primera parte del secuestro y que cinco de los detenidos, entre ellos el compa?ero de A?da, hab?an sido trasladados a Uruguay clandestinamente, viaje para el cual ellas fueron obligadas a hacer la comida", narra Chamorro.


El secuestro de Blanco

Ricardo Alfonso Blanco Valiente, era sindicalista de AUTE y el principal dirigente del PCR radicado en Montevideo. El 15 de enero de 1978 fue detenido del comercio de su propiedad y trasladado al centro de torturas "Base Roberto" ubicado en una casona de la calle Mill?n, que la OCOA compr? con dinero robado al PVP.

Tres d?as despu?s, en el comercio en el que hab?a quedado instalada una "ratonera" fue detenido Angel Gallero, tambi?n militante del PCR, quien lograr?a sobrevivir a las torturas en la Casona de Mill?n, para luego ser trasladados al local de La Tablada, ocupado por la OCOA para instalar su n?mada base "300 Carlos".

En sus testimonios de los a?os ochenta, incluso ante la Investigadora Parlamentaria sobre los Desaparecidos, Gallero describi? en detalles las instalaciones de La Casona, donde se hab?a construido la cooperativa de viviendas de funcionarios de Cutcsa y cuyos planos originales no fueron ubicados hasta a?os despu?s.

Gallero se?ala que les transportaron en la parte trasera de un veh?culo de piso met?lico corrugado que coincide con la descripci?n de la camioneta Indio que hab?a sido confiscada al periodista y maestro Julio Castro, quien hab?a sido secuestrado el 1? de agosto de 1977 y desaparecido, precisamente, en La Casona de Mill?n.


La confesi?n del SID

Dentro de los archivos desclasificados en el Ministerio de Relaciones Exteriores se encontraron otros dos informes secretos sobre el PCR, con fechas 9 y 18 de enero, que lucen la firma del propio director del Servicio de Informaci?n y Defensa (SID), general Amaury Prantl.

En el "Parte de Informaci?n N? 02/78", fechado cinco d?as antes del secuestro de Ricardo Blanco, se explica que por "informaci?n obtenida por este servicio" se sabe que "actualmente el PCR se encuentra organizado y actuando en forma discreta" y se nombran a los miembros de su Comit? Central.

El documento del "Departamento III Planes Operaciones - Enlace", menciona como uno de los dirigente que se encuentra operando en Buenos Aires a Carlos Cabezudo P?rez, quien ya hab?a sido secuestrado dos semanas antes en Argentina y ven?a siendo torturado en el porte?o Pozo de Quilmes.

El segundo documento, fechado al d?a siguiente de la detenci?n de Blanco, explica que "dentro del material capturado al PCR se incaut? una nota de propaganda para ser publicada en el suplemento N? 21 de "Prensa Libre, ?rgano de difusi?n interna de esa organizaci?n". El informe secreto no indica en qu? operativo fue incautado.


"Los diablos de viaje"

Luego de su traslado a La Tablada, Angel Gallero cuenta que estando en un calabozo se le acerc? un oficial muy joven, parecido al "Charleta" Gundersoff, que le dijo: "?Vos sab?s d?nde est?s? No. Bueno, est?s en el Infierno. Te aconsejo que cuando te suban las escaleras hables".

Gallero, quien ya hab?a sido duramente torturado, le respondi? que hab?a firmado un acta para ser procesado y que hac?a cinco d?as que no lo interrogaban. El oficial le replic?: "No, si est?s ac? es porque algo te queda. Lo que pasa es que los diablos est?n de viaje y no andan por ac?". Era carnaval de 1978.

D?as despu?s, recuerda que hubo mucho movimiento en La Tablada y que fue en los d?as siguientes cuando pudo ver c?mo torturaban a su compa?ero Carlos Cabezudo, y que en un interrogatorio cuando pidieron a un detenido el guardia pregunt? "?A cu?l? ?A Gallo o a Gallero?", confirmando la presencia de ambos.

Tambi?n escuch? a una guardia hablar de "una bi?loga", profesi?n de Carolina Barrientos, compa?era de Andr?s Fontoura, y oy? que en la celda adjunta nombraban a C?lica G?mez, a quien Gallero entonces no conoc?a ni por el nombre. Ambas fueron torturadas por dos mujeres de la Armada, especialmente enviadas.


Las historias

Naci? el 4 de febrero de 1943 en Rivera. Fue detenido entre el 26 y el 30 de diciembre de 1977 junto con su esposa, Carolina Barreiro, de nacionalidad argentina, y Cabezudo P?rez.

Naci? el 24 de abril de 1948 en la ciudad de Mercedes. Al momento de su desaparici?n en Buenos Aires, entre el 26 y el 30 de diciembre de 1977, resid?a en la calle Avelino D?az 1744, en Capital Federal, y se desempe?aba como profesor de matem?ticas y obrero.

Naci? en Durazno el 16 de febrero de 1947. Al momento de ser detenida, en la v?a p?blica en la ma?ana del 3 de enero de 1977, viv?a en Buenos Aires junto a varias amigas en una pensi?n. Trabajaba como perfoverificadora en la Agencia Oficial de Noticias Argentinas T?lam.

Naci? en Salto el 4 de noviembre de 1942. En Uruguay fue ingeniero azucarero en Bella Uni?n, y en Argentina trabajaba como pintor de obra. Fue detenido ente el 25 y el 28 de diciembre de 1977. Previamente, el d?a 23, su compa?era, A?da Sanz, y su suegra, Elena Fern?ndez, tambi?n hab?an sido secuestradas en su domicilio.

Oriundo de Mercedes, naci? el 27 de diciembre de 1938. Era propietario de un almac?n en Montevideo, y en su ciudad natal fue empleado de UTE. Fue detenido en su comercio de Montevideo el 15 de enero de 1978. Seg?n la informaci?n que se posee, fue visto por ?ltima vez el 26 de febrero de ese a?o en La Tablada.
Realizado por Mal_fica @ 9:50  | Actualidad uruguaya
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios