Viernes, 08 de agosto de 2008
Los hutus y los tutsis convivieron durante varios siglos, seria mentir diciendo que fue en tolerancia, tomando en cuenta que los hutus, el 85% de la población fueron gobernados por la minoría tutsi en clara situación de servilismo; esta tierra fue posteriormente colonizada por Francia, Alemania y Bélgica, potencias que sucesivamente tuvieron la genial idea de aumentar el odio racial, tal vez porque divide y vencerás siempre ha sido una gran premisa y un pueblo enfrentado entre si es mas fácilmente gobernable, no seria el único ejemplo de esto, solemos ver imágenes de hambre y guerra en África pero difícilmente se alude al saqueo colonial que desangro a África ni a las fronteras falsas inventadas por las colonias y mucho menos a los traficantes de la muerte que desde el norte venden armas; los belgas estuvieron poco en Ruanda a ellos la pacifica Sociedad de Naciones le regalo el territorios tras la primera guerra mundial, obviamente que eso de darle la independencia no se les ocurrió a estos grandes hombres y después de la segunda guerra, tampoco se le dio la independencia, fue la ONU junto a los belgas que conquistaron esta tierra; y bien que lo hicieron, los belgas no tuvieron mejor idea que agudizar las diferencias introduje do tarjetas que identificaban el origen étnico, dándole educación solo a los tutsis y señalando a un tutsi con menos de diez vacas como un hutu y consecuentemente imponiéndole trabajos forzados; a los belgas les venia bien, favoreciendo a los tutsis, se ganaban su amistad, y así podían implementar sus leyes.
Pero en 1960, la situación cambio los tutsi querían demasiado y los belgas empezaron a apoyar a los hutus y para aumentar todavía mas las diferencias sociales estos buenos demócratas se les ocurrió crear partidos políticos pero por supuesto sobre bases étnicas, y los hutus empezaron a reclamar justamente por igualdad de derechos y los buenos europeos los apoyaron y así fue que en elecciones supervisadas por la ONU en el '62, los Hutu ganan por abrumadora mayoría y se le fue otorgada la independencia del país separándose de Burundi pero para lograr esto los hutus apoyados por sus nuevos amigos belgas, perpetraron una masacre en la que murieron 100.000 tutsis y más de 150.000 tuvieron que emigrar y ya en el poder el general Gregoire Kayibanda, quien tuvo aspectos positivos como establecer muy buenas relaciones exteriores, durante su periodo los datos de crecimiento económico, educación, estabilidad social eran alentadores al igual que el clima de paz entre las dos etnias; o mejor dicho entre los hutus y la mitad de los tutsis, los que se quedaron en el país; entre los que se fueron algunos intentaron sin éxito la invasión del país, esto no quita la gran corrupción existentente ni el hecho de a pesar de la paz y la relativa tolerancia, sin duda los hutus fueron favorecidos.
En el '73 en medio de otro período de conflicto étnico donde se dio una matanza de 350.000 hutus en Burundi, que produjo un sentimiento de odio racial mayor y esto causo que la sociedad civil hutu empezó a pedir mas mano dura del presidente en ese marco, el primo de Kayibanda, Juvenal Habyarimana tomo el poder gobernando hasta su asesinato en 1994, como no iba a gobernar durante 20 años sino solo eral el presidente sino también quien dirigía al partido político hegemónico y era el jefe supremo de las fuerzas armadas; durante su mandato los hutus fueron claramente favorecidos. 
En los '90; en el medio de una crisis económica por la baja del precio del café en el mercado, base de la económica del país, el Frente Patriótico Rwandés integrado por opositores exiliados al régimen de Habyarimana, invadieron Ruanda con el apoyo de Uganda (amigo intimo de los EEUU quienes entrenaron a los militares de Uganda dándole armas y dinero) e iniciaron una guerra civil para derrocar al régimen; mientras el ejercito de Ruanda fue apoyado por franceses y congoleses y finalmente se logro un tratado de paz, podría parecer el final pero no era mas que el principio. 
EL gobierno mientras firmaba la paz promulgaba una campaña de odio racial y apoyaba a grupos paramilitares hutus que tenían mas de 30.000 integrantes en su mayoría estudiantes que fueron entrenados por militares; y para simplificarle las cosas a los paramilitares no se les ocurrió nada mejor que como ya habían hecho los belgas introdujeron nuevamente las tarjetas de identidad étnica y finalmente, creo listas de personas que debían ser asesinados, en estas listas estaba toda la población tutsi e incluso a aquellos hutus proclives a la reforma, opositores políticos o aquellos involucrados a los movimientos de los DDHH. 
En 1992, las cosas en el papel parecían marchar mejor, se integró un gabinete de transición multipartidista para gobernar el país y se firmo un acuerdo de paz; un acuerdo que no sirvió para nada, el enfrentamiento siguió y tomo gran intensidad cuando fue asesinado Habyarimana y el presidente de Burundi, Cyprien Ntaryamira, desencadenado un genocidio que causo mas de un millón de muertes y constantes violaciones a los DDHH (entre ellas la violación a mujeres, siendo después asesinados miles de niños fruto de estas violaciones); un genocidio que no puede ser considerado simplemente un conflicto racial, sino un enfrentamiento donde una falange radical y mayoritaria de la etnia hutu fue la que preparó el aniquilamiento masivo tanto de tutsis como también de hutus moderados u opositores del régimen del Habyarimana y donde el FRP tutsi también cometieron asesinatos masivos, en un genocidio de carácter principalmente étnico pero también político. 
El conflicto presento imágenes de las mas crudas; mientras la ONU miraba de costado, las tropas de la ONU estaban en Ruanda pero autorizados solamente a usar las armas para defenderse, nada podían hacer si veían acciones de violencias, eso sin contar que desde antes se sabia que se estaban almacenando grandes cantidades de armas pero la ONU no hizo nada , tampoco lo hizo EEUU que había aprobado una política de no intervención en África salvo que fuera en el interés propio de Estados Unidos debido al asesinato de sus soldados en Somalia; aunque si intervino junto a los británicos para que la ONU no interviniera mas duramente en el conflicto o cuando entreno a los militares de Uganda y le dio las armas y dinero a este país o cuando dos años después del genocidio puso trabas para la protección de refugiados, tampoco hicieron nada los belgas que antaño tanto hicieron para profundizar las diferencias pero a pesar de tener tropas bien equipadas al ser asesinado diez de sus soldados decidió abandonar la misión y convencer al resto de hacer lo mismo, ya antes al igual que Francia habían retirado a sus colonos por supuesto no se les ocurrió también ayudar a aquella población nativa que huía hacia los países vecinos en especial al Zaire (República Democrática del Congo), país que ya vivía una crisis interna producto de la desestabilización generada por el desastroso gobierno de Mobutu Sese Seko (que había hundido o mejor dicho había seguido hundiendo después del saqueo colonial a esta país con uno de los subsuelos mas ricos del mundo con yacimientos de cobre, cobalto, zinc, plata , diamantes, uranio , cadmio y otros metales raros, principalmente grandes cantidades de oro en la pobreza) ; y que con la llegada de millones de refugiados se convirtió en el caldo de cultivo que desataría la Primera y la Segunda Guerra del Congo, que dejaría el trágico saldo de 3.8 millones de muertos.
Pero buena de ultima eso pasa seguido los africanos se matan entre si de vez en cuando, para que poner nuestras vidas en peligro por ellos, la comunidad internacional observo desde su casa con los televisores llenos de imágenes dolorosas del conflicto sin hacer nada, por supuesto que la ONU llevo tropas y finalmente ayudaron a la solución del conflicto, un conflicto que podrían haber evitado salvando 1 millón de vidas.
También después la ONU hizo algo a través del Tribunal Penal Internacional para Ruanda, con una serie de juicios contra los culpables, en un proceso lleno de criticas por su lentitud, baja eficacia y pocas garantías a los testigos, eso si se han gastado cientos de millones de dólares, quienes han sido mas eficaces han sido los propios jueces ruandeses que han iniciado centenares de procesos en contra de inculpados de cometer las graves violaciones a los derechos humanos, lo que causo una crisis en las cárceles y mucho de los culpables liberados pero ante los reclamos, algunos volvieron a estar presos; estos juicios son mucha veces dudosos y actualmente a más de diez años del genocidio, las prisiones ruandesas todavía están a rebosar con sospechosos de las masacres. 
Ahora una Ruanda muy pobre pero estabilizada acusa como ya ha hecho antaño pero con mayor intensidad a Francia, país con el que no tiene relaciones desde el 2006 cuando un juez francés acuso al actual mandatario, Paul Kagame por su presunta participación en el asesinato de Habyarimana, frecuentemente Kagame ha acusado a Francia de complicidad en el genocidio y hace pocos días se presento un extenso informe por una comisión independiente que Kagame ordenó conformar hace dos años donde se concluye que la Operación Turquesa (Operación que realizo después de que la ONU le pidiera que interviniera reiteradamente con la que pacifico parte del territorio y se puso el estandarte de república solidaria) se contribuyó a las matanzas perpetradas por la milicia para-militar Interahmwe de los Hutus, ya que no "presentó resistencia alguna a la infraestructura del genocidio, especialmente los puestos de control de los Interahmwes donde se mataba a Tutsis que intentaban huir" y no solo eso sino que colaboró con el entrenamiento de los grupos extremistas responsables (por ejemplo es sabido que Francia apoyo a Habyarimana durante años dándole apoyo militar, logístico y armas para evitar las incursiones de tutsis o que permitió que miembros de las milicias hutus y responsables de las primeras matanzas se refugiaran en «zonas seguras» fronterizas evitando así caer en manos del FPR y permitiendo que controlaran la gestión de la ayuda humanitaria); de esto denuncia el informe son responsables los más altos representantes franceses de aquella época, entre ellos el entonces presidente Francois Mitterrand, el primer ministro Edouard Balladur, el canciller Alain Juppé, el ex primer ministro Dominique de Villepin y otros diez altos dirigentes políticos y el informe también incluye una lista de 20 altos oficiales del ejército francés, cuyos efectivos "asesinaron directamente a Tutsis y a Hutus acusados de ocultar a Tutsis, además de violar a sobrevivientes Tutsis".
El escándalo se ha desatado, ojala sirva para que algunas culpan salgan a la luz, tal vez llegue el día donde las potencias colonialistas y neo-colonialistas admitan sus culpan y hagan algo para remediar la situación en el tercer mundo, total soñar es gratis.
Realizado por Mal_fica @ 0:20  | Actualidad internacional
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Realizado por Agua
Domingo, 24 de agosto de 2008 | 19:52
me ha parecido muy bien detallada esta historia que es tan real al igual que cruda. Por desgracia en este mundo donde vivimos la mayoria d las personas se vendan los ojos cada d?a para precisamente no ver ni saber ni enterarse d este tipo de situaciones. Gracias a personas como tu, algunas como yo pueden ver y saber d injusticias que este mundo "civilizado" intenta ocualtar. Y al fin y al cavo es la incivilizacion de estos paises lo que hace que un conflicto entre trivus en vez de actuar como intermediarios y suavizar posiciones se convierta reiteradamente en una matanza tras otra.
Muy interesante, y buy bueno