S?bado, 30 de agosto de 2008
No es posible explicar una guerra remontándonos solo a los últimos años o descontextualizándolo del mundo y sin duda los enfrentamientos en Osetia no son la excepción.
Osetia del sur es un territorio caucásico que limita con Rusia al norte y todo el resto de su frontera con Georgia de quien forma parte diferenciándose por su grupo étnico originario de las llanuras rusas que en el S XIII fueron empujados hacia el sur por las invasiones mongolesas estableciéndose a lo largo de la frontera con Georgia.
Esta zona, Georgia paso a ser parte del Imperio Ruso durante el S XIX y se declaro independiente tras la Revolución Rusa pero fue corto el periodo en el que gozo su independencia porque en 1921 fue reconquistada por la Unión Soviética, fue durante este periodo que se desarrollo una serie de levantamientos de los osetos aliados con el estado socialista ruso, estado que finalmente los refugio cuando en 1920 fueron derrotados, y posteriormente muchos de ellos integraron las fuerzas de reconquista de la URSS; el territorio primero formo parte de las RSS de Transcaucásica con Armenia y Azerbaiyán y después de 1936, la unión se disolvió y la región se paso a llamar Región Autónoma de la RSS de Georgia, hasta 1991 donde después del derrumbamiento de la URSS, esta región al igual que la mayoría de los estados “satélites” y regiones autónomas declaro su independencia; durante el periodo soviético las relaciones fueron pacificas entre georgianos y osetos a diferencia de lo que paso con otras regiones georgianos y el anterior conflicto relativamente olvidado pero ante el regreso de los enfrentamientos, el recuerdo fue avivado como suele suceder y mitificado, como siempre manipulándose el pasado para fundamentar los hechos del presente.

En 1989, cuando ya el desmembramiento de la URSS era claro, el Congreso de Diputados Populares de la región proclamo su conversión en República Autónoma dentro de Georgia, en una decisión declarada anticonstitucional por el parlamento de Georgia; al año siguiente, a pesar de esto los diputados locales como suele suceder redoblaron la apuesta y proclamaron la soberanía de la que llamaron República de Osetia del Sur; decisión abolida por el Parlamento Georgiano, lo que llevo a los primeros enfrentamientos y un mes después, en enero de 1991; se inicia el conflicto que duro aproximadamente 1 año y causo 2.800 muertes (cifra que como suele suceder es discutida).
Ante los levantamientos, la Guardia Nacional georgiano entro en Tsjinval (capital de Osetia con gran presencia de población de origen georgiana) enfrentándose a la defensa de las milicias osetas, en un enfrentamiento sangriento que dividió la ciudad en una parte occidental oseta y una oriental georgiana, a finales del mes, los georgianos se retiraron a las montañas aledañas y las cosas parecieron calmarse cuando se invito a un portavoz de Osetia a dialogar, pero este fue detenido; así fue que el conflicto continuo con periodos más o menos violentos, teniendo su punto máximo en febrero de 1992 debido a que en enero, la mayoría de los habitantes de Osetia del Sur votó a favor de su anexión a Rusia, específicamente al estado de Orestia del Norte–Alania, debido a que en su territorio habitan solo un tercio de georgianos mientras el resto comparten el grupo étnico con esa república, es de esta provincia y otras regiones rusas que fueron voluntarios a apoyar a lo osetos al igual que un cuestionado apoyo ruso (nunca se ha sabido hasta que nivel apoyaron pero hasta altura nadie duda que existióGui?o.
Mientras Georgia sufría un golpe de estado y en el medio de la inestabilidad interna, lo menos que necesitaban era un conflicto externo que los podía llevar a confrontarse con Rusia; así fue que el conflicto concluyó con la firma en Dagomis de un acuerdo entre Rusia y Georgia dando inicio a una operación de mantenimiento de paz, en un territorio fraccionado en una zona habitada y controlada por Georgia y otra dirigido por las autoridades independentistas que formaron unas Fuerzas Armadas equiparables a las de Georgia.
El conflicto quedo congelado pero el ambiente siguió caldeado, en 1996 en la parte Osetia se celebraron elecciones y 5 años después, en 2001 fue elegido presidente de la (autoproclamada pero no reconocida) república, Eduard Kokoiti quien fue en el 2006 reelegido por un porcentaje altísimo (casi unánime algo pocas veces visto en gobiernos no dictatoriales) mientras que se realizaba un referéndum independentista no reconocido por Georgia con un 91% de participación, en donde el 99% votó por la independencia de Georgia y la unión con Osetia del Norte y Rusia; en consecuencia, el nacionalista presidente georgiano Saakashvili ofreció un acuerdo de paz definitivo con un amplio grado de autonomía dentro de un estado federal, pero fue rechazado por los osetos que aspiran a la total independencia; cuando lo leí me pareció un deja vu salvando las distancias con lo que paso en India.
El 2007 fue un año de aparente calma pero este año las cosas han sido muy distintas, no sola para Osetia del Sur sino para muchas de las regiones del mundo con aspiraciones independentistas, bajo el ejemplo de Kosovo que se separo de Serbia en una nueva escisión de la antigua Yugoslavia que dividió al mundo entre aquellos que lo apoyaron y quienes como nuestro país no lo reconocieron; el hecho de ser un posible precedente no hizo más que complicar la situación en Kosovo; todos sabemos lo mal que le cae a países como España, estos posibles precedentes, fue así que en marzo, se solicito el reconocimiento internacional de Osetia al igual que Kósovo además que para Rusia que se opuso a la separación seria una contraposición de poderes con EEUU que apoyo la secesión, caso totalmente contrario que lo que sucede en Osetia, oposición que nadie tomo en cuenta y un país que supo ser el centro de interés durante gran parte del siglo pasado y hoy es olvidado no debe caer nada bien.
Por su parte, Georgia al igual que Ucrania desean entrar a la OTAN por lo que según sostienen algunos analistas quiere acabar con los intentos independentistas tanto de Osetia del Sur como Abjasia y este intento de entrar a la OTAN no es bien visto por Rusia que se opone a la expansión hacia el este de la OTAN y mucho menos en esta zona de gran importancia geopolítica como ruta de transporte estratégico; eso sin contar que el conflicto recuerda mucho a la guerra fría después de una década de relaciones pacificas, ya que Georgia es un gran aliado de EEUU quien entrena al ejército y las tropas georgianos son de las más numerosas bajo el mando estadounidense en Iraq, lo que hace que muchos teman la magnitud que puede alcanzar el conflicto, en un mundo que no quiere recordar la antigua enemistad, eso sin contar que como siempre el oro negro, está en juego, el trayecto del célebre oleoducto “BTC” ideado por el presidente turco que pasa por Georgie, este transporta el petróleo del mar Caspio al mar Negro y al mar Mediterráneo para abastecer a Europa: desde Baku, capital de Azerbaiyán colindante con el mar Caspio, pasando por Tbilisi, capital de Georgia, hasta Ceyhan, puerto turco en el Mediterráneo.
Así que Rusia, decidió estrechar lazos con las regiones independentistas de Georgia: Abjasia y Osetia del Sur, otorgando pasaportes rusos que fueron aceptados por más de la mitad de los osetas, y de esta forma tiene el argumento perfecto para participar en el conflicto, esgrimiendo que están defendiendo a sus ciudadanos.
En abril, mayo y junio; el clima se caldeo todavía más, con una serie de incidentes aéreos y declaraciones cruzadas de instigar a la violencia, y Georgia retiro su embajada en Moscú.
Pero fue este mes, donde se realizaron los previsibles, enfrenamientos armados y los que en principio fueron enfrentamientos ocasionales fueron escalando hasta que el 7 de agosto, el conflicto se desato unas horas después de un pedido de paz georgiano, Georgia dijo que se le había acabado la paciencia y enviaron nuevos contingentes de tropas; lo que llevo a un combate feroz cerca de Tsjinval, que incluyo el bombardeo por parte de aviones georgianos a la zona; Georgia dice que fue la respuesta a un contingente de tropas de voluntarios de Osetia del Norte pero esta incursión nunca ha sido comprobada; mientras en respuesta Rusia lanzó su propia operación "de hacer cumplir la paz".
El conflicto continua, aunque parece ser que lo peor ya pasó aunque el reconocimiento el 25 de este mes del gobierno ruso de la independencia de Osetia del Sur y Abjasia no hace sino mantener las tensiones.
Igualmente como muy bien sabe y sufre la población civil, estos episodios de veranos no son los primeros y probablemente no serán los únicos; es ya un clásico que durante la primavera y el inicio del verano las dos partes participaron en un juego interminable de provocación y represalias.
La zona es un verdadero caldo de tensiones, con una Rusia que quiere mantener su hegemonía en la región a la que considera “su patio trasero” y mostrar que sigue siendo importante en el mundo, un país que sigue siendo a pesar de todo, una potencia energética y militar, a la vez que es miembro permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, lo que le permite por ej. jugar un papel crucial en los esfuerzos para controlar los programas nucleares en Irán y Corea del Norte tan importantes para EEUU pero al que últimamente la OTAN y EEUU parece olvidar; con EEUU que tiene a Georgia como un importante aliado debido a su importancia geopolítica tanto como puesto de avanzada en el Caucásico, en una zona cercana al gran enemigo de EEUU, Irán y su importancia como ruta energética; eso sin contar con los deseos claros de los osetas de independencia de los georgianos de no renunciar a aquella región y menos sabiendo que puede ser un precedente para sus otras zonas conflictos y no solo para Georgia es preocupante, la independencia de Osetia junto a la de Kosovo convertirían al 2008 en un año clavo para las aspiraciones independentistas de muchos.
Eso sí, las flotas de Rusia y la OTAN siguen jugando a una especie de batalla naval, EEUU por fin se dio el gusto de poner un escudo contra-misil en Polonia, y Rusia como en los viejos puestos en respuesta presento un misil capaz de superar la defensa antimisiles y Putin se despacho de lo lindo criticando a EEUU: “¿Para qué celebrar durante años difíciles negociaciones y buscar soluciones de compromiso a los problemas étnicos? Es más fácil armar a una de las partes y empujar a matar a las otras”, en una clara alusión al armado y entrenamiento de tropas georgianas y de paso agrego que se con todo esto se estaba intentado favorecer a McCain de cara a la reñida elección presidenciable de noviembre; probablemente para los que no vivimos la URSS, esto es de lo más cercano a la Guerra Fría que hemos podido ver.

Por ultimo les recomiendo un post de Taringa mortal sobre la conbertura de los medio en el asunto> http://www.taringa.net/posts/noticias/1462244/ABC:-Medios-de-comunición-(Georgia).html
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Realizado por MYLO
Lunes, 20 de abril de 2009 | 19:08
PIENSO QUE CON TODO LO A PASADO EN EL MUNDO DESDE LA GUERRA FR?A UN CONFLICTO DE GRADES MAGNITUDES SE ACERCA. ES UN PARACDICMA TAL VEZ ESTO QUE ESCRIBO,PERO PIENSO QUE LAS CONDICIONES EST?N DADAS PARA LA BATALLA, SANGRIENTA Y, ?PORQUE NO LLAMARLO AS? UN TERCER HOLOCAUSTO MUNDIAL? SON MUCHAS LAS COSAS QUE SE PUENDEN AGREGAR, PERO PREFIERO, MANTENERME AL MARGEN DE LOS ACONTECIMIENTOS, QUE EN EL FUTURO SE DEJARAN VER COMO LA LUZ ENCANDESENTE QUE SE DEJO VER EN EL DESASTRE QUE FUE ESCANDALO EN EL MUNDO COMO NAGASAKY.
ES TAL VEZ INPOSIBLE QUE ESTO SE REPITA PERO NO UNA REALIDAD QUE A TODOS EN EL MUNDO ESTREMESERA