Viernes, 05 de septiembre de 2008

Desde que asumió Sarkozy en Francia, su gobierno ha dado mas noticias para las paginas rosas de mundo que para las de política, primero Carla Bruñí, el affaire, el casamiento y después ya con Carla de primera ministra que la visita para acá, que el desnudo para alla, etc., pero por lo visto no solo Sarkozy y su mujer causan escándalos, ahora le toco el turno a su ministra de Justicia, Rachida Dati, una mujer soltera de 42 años que hace tiempo se la vinculaba amorosamente con el casado ex-presidente español, el amigo de Bush, Aznar.

Y así fue que al diario marroquí (lugar de origen de la ministra) "l Observateur", publico que el padre de la criatura no era nada mas ni menos que Aznar y el escandalo se desato.

Ella no dice la paternidad de su hijo, dice que tiene una vida privada complicada y poco mas, 'el publico un comunicado conjunto con su mujer, Ana Botella (buen nombre le pusieron), se negó la paternidad.

La cosa es que el matrimonio de Aznar vive rodeado de rumores, pero como buenos políticos siempre salen a negar los rumores y de paso se declaran su amor en publico que nunca hace daño y siempre queda bien.

En realidad, tal vez la noticia sea simplemente un rumor, tal vez no, de ultima es su vida privada, sin duda si hablamos de España hay asuntos bastante menos frívolos y mas importantes en el tapete, uno de ellos de la mano del polémico juez Baltazar Garzon (de quien siempre estoy por empezar un libro biográfico pero siempre postergo).

Garzon no necesita presentación, es tal vez el magistrado mas famosos del mundo, ahora tomo la iniciativa de investigar los delitos cometidos durante el franquismo, una iniciativa muy polémica como suele suceder con hechos de la historia reciente como muy bien sabemos los sudamericanos, el PP salio en su contra como era lógico y Rajoy uso dos frases que son un clásico en el mundo, "no reabrir las heridas del pasado" y dijo que eso "no conduce a nada" cualquier similitud con las derechas locales olvidemonos-de-los-"periodos de facto" es pura coincidencia. Mientras el PSOE, apoyo la iniciativa como era de esperar.

Así que Garzon se encuentro primero recabando información del Gobierno, la Conferencia Episcopal, el Centro Documental de Memoria Histórica y varios ayuntamientos para crear una especie de censo de desaparecidos, paso previo para que pueda investigar y enjuiciar a los responsables de delitos de lesa humanidad.

Ojala sirva para que se haga algo de justicia, con las victimas del fascismo, luchadores que han terminado en fosas comunes, cunetas, etc., para que la historia sea mas justa con ella y para realmente cerrar heridas no con curitas superficialmente como quiere la derecha para lavarse las manos sino realmente.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios