Martes, 25 de noviembre de 2008
Las mujeres hemos sido humilladas, golpeadas, violadas, inferiorizadas desde el comienzo mismo de la historia, se habla todo el tiempo de cómo la sociedad moderna esta revirtiendo esa realidad, como el machismo y la desigualdad de genero cada vez tienen menos lugar en nuestra sociedad, sin embargo al ver algunas cifras, la realidad de lo lejos que se esta de revertir esto, nos golpea de lleno.
Porque se habla constantemente de la violencia domestica, abuso sexual pero a mi parecer nunca esta de mas, no lo esta cuando a pesar de que no se tienen datos precisos obre el tema se calcula que 1 de cada 3 mujeres, pierde la virginidad de forma forzada, cuando 1 de cada 5, sufre abuso sexual antes de los 15, cuando cada 12 segundos una mujer es maltratada por su pareja, cuando el 64% de las mujeres han sido golpeadas en su vida, cuando el 60% de las mujeres golpeadas, son golpeadas embarazadas, cuando la violencia domestica es la mayor causa de heridas en las mujeres del mundo, cuando en un país de solo 3 millones de habitantes como el mío, muere cada 9 días una mujer adulta o niña por Violencia Domestica y podríamos seguir con otras cifras igual de terroríficas o mencionando lo poco que hacen la mayoria de los estados para combatirla.
Cuando es una realidad que no escapa de ninguna cultura, edad, raza, país o nivel socioeconómico; una realidad que nos compete a todos y donde el silencio es una realidad instaurada, en la ultima elección uruguaya, un candidato presidencial fue acusado de golpear a su mujer mas allá de si es verdad o no el rumor o del caso puntal, mucho fueron lo que dijeron que ese era un tema privado que no era asunto publico, comparto que la vida privada en general no debería ser asunto publico pero la violencia domestica no puede ser considerada nunca un asunto privada, personal es un problema de todo y el silencio es sin duda una forma de complicidad.
Y cuando se habla de violencia no solo nos referimos a la física y/o sexual; también encontramos la violencia social muchas veces la mujeres victima de violencia son estigmatizadas por la sociedad, frases como “se la habrá buscado” siguen teniendo eco en nuestra sociedad, la psicológica con continuo ataques que bajan la autoestima de la mujer por ejemplo, o la económica donde uno de los miembros de la familia usa el poder económico para ejercer su voluntad, etc.; y estas son solo algunas modalidades de violencias.
El luchar contra ella es un tema de estado pero también es personal, sin duda el no efectuarla, el denunciar si somos victimas o si la conocemos, el concientizarnos y concientizar, porque el frenar esta situación no es asunto de las mujeres ni de lo hombres ni de los estados, es de todos.
 


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios